Cómo superar la depresión post-parto - somoscoaching.com
3 marzo 2022

Superar la depresión post-parto no es una tarea sencilla. Muchas mujeres, por diversos motivos, sufren este problema una vez dan a luz. Para ellas, los primeros meses de vida del bebé, en lugar de algo maravilloso, se convierten en una pesadilla.

Sin embargo, es un trastorno que se puede tratar, y, de hecho, se ha de tratar, y para ello, hay especialistas con la capacidad de hacerlo para que la mujer salga de esta situación indeseada cuanto antes.

La depresión post-parto

Tras dar a luz, algunas madres se sienten en los meses posteriores especialmente irritables, tristes, fatigadas, ansiosas, nerviosas, con insomnio excesivo, e incluso pierden el apetito.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que, según el momento, el profesional sanitario que trate el caso podría no encontrar una causa concreta o aparente que está provocando dicha depresión. Sea como fuere, sí que hay una realidad en este campo: el descenso de hormonas en la mujer es muy brusco tras el nacimiento del bebé, y eso puede provocar este trastorno, pues no son pocos los casos en que se convierte en el detonante de la depresión.  

Evaluación

Veamos cómo trata el tema uno de los centros sanitarios más prestigiosos de todo el mundo, la Mayo Clinic.

Una vez la madre ha dado a luz, conviene establecer un diálogo sincero con su médico especialista. En estas conversaciones se hablará de sentimientos, de salud mental y de pensamientos. Es algo normal, ya que el profesional debe saber si todo ha ido bien o hay algún problema al respecto.

En cualquier caso, jamás hay que avergonzarse de sufrir depresión posparto. Es más, superar la depresión post-parto, igual que cualquier otro trastorno psicológico, es posible y factible. Y no se ha de tratar como un asunto menor, o como algo que esconder, ya que las enfermedades psicológicas son desgraciadamente más comunes de lo que debieran, pero no se han de ocultar jamás.

Sea como fuere, sé sincera como madre y comparte tus impresiones con tu médico. Si sientes que algo no va bien, dilo cuanto antes para que se pueda buscar la mejor solución.

Las pruebas

En un primer lugar, el médico puede establecer una evaluación previa que constará de:

  • Prueba de detección de depresión. Suele ser un cuestionario en el que la madre ha de responder con sinceridad.
  • Análisis de sangre. Sirve para determinar si la tiroides está poco activa. Esto podría ayudar a que los signos y los síntomas aparezcan y cobren sentido.
  • Si el profesional encuentra otros detalles llamativos, tendrá que ordenar diversas pruebas extra. Todo ello con el fin de descartar las posibles causas que pudieran estar provocando los síntomas detectados.

El tratamiento

Superar la depresión post-parto puede implicar establecer un tratamiento farmacológico, médico y multidisciplinar si se llega a casos extremos. Y es que la recuperación de la paciente podría ser más o menos lenta según la gravedad detectada, además de la necesidad individual concreta que el profesional pueda ver.

Una tiroides poco activa, por ejemplo, puede ser origen del problema. También una posible enfermedad de base. Sea como fuere, el médico ha de estar al tanto de esos trastornos y, si se llega al caso, derivar a diferentes especialistas, sobre todo los de salud mental.

¿Qué puede detectar el médico para que se ponga en marcha la maquinaria para tratar a la madre que ha de superar la depresión post-parto? Veamos.

Melancolía

Si se observa una tristeza notable en la actitud y semblante de la madre que no se atenúa cuando han pasado varios días, incluso un par de semanas, hay que probar con una serie de procesos que delimitarán el nivel de depresión que pudiera sufrir la mujer.

Es habitual que esta melancolía o tristeza se vaya atenuando con el paso de los días, como decimos. Superar la depresión post-parto si aparece de esta manera, pues, es relativamente sencillo. Para ello necesitaremos:

  1. No tomar sustancias nocivas como alcohol o drogas que afecten al ánimo.
  2. Cuidar de una misma durante el tiempo que sea necesario.
  3. Conectar con otras madres primerizas que puedan aconsejar.
  4. Aceptar ayuda de amigos, familiares y personas íntimas de confianza.
  5. Descansar lo máximo que se pueda.

Otros tratamientos

¿Qué más podemos hacer para superar la depresión post-parto? Veamos qué ayuda profesional se puede recibir:

  1. La psicoterapia: solo puede ser prescrita y procurada por un profesional de la salud mental, ya sea un psicólogo o un psiquiatra. A través de estas terapias, la madre afronta sus sentimientos, sus emociones y sus sensaciones. Ayuda a resolver problemas, plantea nuevos objetivos de forma realista y muestra cómo afrontar el miedo y la depresión de forma positiva.
  2. La medicación: en muchas ocasiones, el profesional se ve obligado a recetar antidepresivos. Pueden ser muy útiles para que las madres duerman mejor, por ejemplo. Ahora bien, hay que ser muy cautos en este aspecto, pues todo cuanto ingiere la mujer pasará a través de la leche materna al bebé que amamanta. Así pues, las decisiones que se tomen han de estar estrictamente supervisadas por el profesional médico acreditado y de confianza. Toca evaluar riesgos y beneficios según cada caso.

En cualquier caso, cuando se comienza con el tratamiento, se observa cómo la depresión posparto va mejorando a medida que se avanza. Y eso es importante, pues si no se trata a tiempo, podría continuar y convertirse en depresión crónica. Así que, como decimos, la supervisión médica es clave en todo momento para que la madre se sienta mejor y para evitar futuras recaídas.

La psicosis post-parto

No se debe confundir la depresión posparto con la psicosis post-parto. Esta última afección debe ser tratada de forma inmediata, pues suele ser consecuencia de un agravamiento de la primera. Es común que tenga lugar en el propio hospital, tras dar a luz, por lo que la madre recibirá atención allí mismo. Para ello, se hará lo siguiente:

  1. Toma de medicación. Puede precisar de combinar medicamentos como antipsicóticos y estabilizadores del ánimo.
  2. Terapia electro-convulsiva. Si es grave y la psicosis va a más, habrá que acudir a medios más drásticos, como la terapia electro-convulsiva, consistente en la aplicación de corrientes eléctricas de baja intensidad que van directas al cerebro y provocan convulsiones breves. El cambio obrado en la química del cerebro reduce los síntomas psicóticos y depresivos si la medicación no fue efectiva.

Tratar la psicosis posparto es complejo. La lactancia de la madre se verá afectada. Además, habrá una separación del bebé, y mientras se medica, será mejor no dar de mamar al niño. En cualquier caso, como decimos, la ayuda profesional es siempre primordial.

La sintomatología

Si hemos llegado a casa y vemos que algo no encaja, está claro que tocará tomar decisiones. Para ello, mira a ver si sientes alguno de estos síntomas tras el parto:

  1. Cambio de apetito. Ya sea repentino o no, podría darse el caso de que tengas unas ganas locas de comer, o simplemente que no te apetezca nada.
  2. Falta de energía. Notas que no quieres hacer nada, que mover un brazo te requiere de un gasto de energía enorme.
  3. Incapacidad para concentrarse. Ni siquiera ver la televisión te resultará fácil. Cualquier detalle, por nimio que sea, se te escapa.
  4. Miedo y ansiedad. Cualquier detalle te atemoriza, sobre todo si se relaciona con el niño. Tienes mucho miedo a que le pase algo al bebé.
  5. Sentimiento de inutilidad. Es terrible, pero la madre puede sentirse incapaz de hacer cualquier cosa, por simple que parezca, incluso levantarse de la cama.
  6. Sensación de irritabilidad. La mujer suele estar más irritable en este momento de su vida. Todo, por nimio e insignificante que parezca, le podría resultar molesto.
  7. Miedo a estar a solas con su bebé. Es una de las circunstancias más llamativas, y podría marcar un punto de inflexión en la relación de la madre con su hijo.
  8. Desinterés por su hijo. También en algunas mujeres se observa esta actitud de desinterés por su bebé.

5 consejos para superar la depresión post-parto

A continuación, una vez hemos aprendido todo lo necesario para detectar la depresión posparto y los síntomas y tratamientos posibles, vamos a dar algunos consejos que pueden resultar útiles para que las mujeres que pasan por este trastorno lo puedan superar.

Hay que recordar que estos consejos en ningún momento suponen una solución en sí mismos. Este es un trastorno que se debe tratar de forma previa con un profesional y conviene consultar con el facultativo que lleve el caso para asegurar su idoneidad. Y es que en estas situaciones hay muchos factores de influencia que han de ser tenidos en cuenta.

Por eso, el primer consejo, como es obvio, no puede ser otro que…

Consultar con un terapeuta

Es lógico, y por eso queremos incidir mucho en esto. Una depresión posparto no es un periodo transitorio de tristeza que se va igual que viene. Hace falta que una persona preparada y profesional trate el asunto, comprenda, ayude y disponga las herramientas necesarias para que la madre se sienta mejor.

No evitar expresar los sentimientos

Es común que muchas madres tiendan a evitar expresar sus verdaderos sentimientos. Tal vez se avergüenzan, pues su mente está llena de pensamientos negativos. Sin embargo, dichos pensamientos no deben quedarse en la cabeza. Han de fluir. Las emociones tienen que salir, aunque sean de tristeza o de ira. Las personas del entorno serán comprensivas, especialmente los expertos en el tratamiento de este trastorno.

Dedicar tiempo para una misma

Puede parecer contradictorio, dado que una criatura acaba de venir al mundo. Sin embargo, conviene comprender que la madre está pasando por un proceso complejo. Por eso, actividades que gusten, el cuidado personal y el tiempo para una misma pueden ser de interés para superar la depresión posparto cuanto antes.

Buscar apoyo de otras madres que ya han pasado por ello

También se puede superar la depresión post-parto hablando con madres que están pasando por lo mismo. Tanto quienes la han superado como quienes están en ello serán las personas que mejor sepan qué está sufriendo una mujer que está atravesando este trastorno.

Sentirse comprendida en este periodo de la vida ayuda mucho en el día a día. Permitirá que la mamá se sienta más acompañada y comprendida, lo que, a la larga, servirá para superar este periodo.

Usar la meditación

Mucho cuidado, pues la meditación debe ser utilizada bajo estricta recomendación del terapeuta. El profesional será quien aconseje cómo hacerla y demás, pero, en general, suele ayudar a entender mejor qué sucede y cómo superarlo a través de la paz interior y la conciencia plena.

Otras ideas para combatir y superar la depresión post-parto

Finalicemos este artículo a modo de resumen con un buen número de ideas rápidas que te pueden servir para superar la depresión post-parto. Luchar contra estos cambios hormonales mientras atiendes a tu bebé será más sencillo si:

  1. Tratas la depresión cuanto antes. No hay tiempo que perder. Ponte en manos profesionales sin demora.
  2. Acepta la medicación. Algunas madres se niegan a medicarse por diversos motivos: miedo, no poder amamantar a su bebé, creencias varias… Es necesario evitar esas ideas y seguir las indicaciones de los profesionales.
  3. Pide ayuda. Olvida ideas preconcebidas o no adecuadas. Si sientes que no puedes, pide ayuda. Siempre que te notes demasiado cansada, y que por más que descanses no mejoras, ve a un profesional o habla con gente de confianza.
  4. Rodéate de tu gente. Este es el momento en el que las personas que te quieren lo tendrán que demostrar. Mantente rodeada de tu gente, ya sean amigas, familiares, etc.
  5. Intenta disfrutar de los pequeños placeres. Tal vez sea difícil, pero es un momento clave en el que los pequeños placeres te pueden ser muy útiles. Tomar un café, ir al gimnasio, pasear con amigas… Cualquier cosa que te anime puede venirte bien.
  6. No dejes de hablar. Profesionales, personas cercanas, amigas, otras mamás que pasan o han pasado por lo mismo que tú… Es un momento en el que toda ayuda es y debe ser bienvenida.
  7. No pierdas tu sonrisa. Sabemos que es difícil sonreír en un momento así. No obstante, siempre que tengas la oportunidad, sonríe. Es una terapia asombrosamente útil.

No olvides estos consejos para superar la depresión post-parto. Y, si consideras que alguno de nuestros coachs profesionales te puede ayudar, clica aquí y contáctalo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: Zeta Online S.C.P.
  • Finalidad: Gestión de los comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Destinatarios: Tus datos serán guardados en Comvive Servidores y Mailchimp, nuestros proveedores de hosting y email marketing.
  • Derechos: Tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos enviando un correo a hola@somoscoaching.com
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad

Emociones negativas: cómo controlarlas y cómo te ayuda el coaching

24 noviembre 2022

Habilidades profesionales: qué son y cuáles importan más

17 noviembre 2022

8 interesantes negocios para emprender

10 noviembre 2022