Cómo superar una ruptura: fases y claves - somoscoaching.com
4 febrero 2022

No podemos afirmar que superar una ruptura es un proceso sencillo, ya que no lo es en absoluto. Ahora bien, según tu nivel de confianza, de conocimiento y de voluntad, vas a pasar el bache mejor o peor.

Tanto si tu pareja te deja como si eres tú quien abandona a la otra persona, hablamos de una especie de duelo. Incluso si la relación sentimental se rompe de mutuo acuerdo, el dolor estará ahí.

En cualquier caso, lo último que debemos hacer es permitir que el miedo nos paralice. Esta es una fase más que se ha de afrontar con serenidad, con tranquilidad, con resiliencia y con amplia capacidad de superación, pues todos llevamos dentro mucho más de lo que a priori podamos pensar.

Como decimos, no será un proceso fácil, pero saber en qué consiste y cómo se puede salir del mal trance ayudará a que el trance sea menos amargo. Pensemos que no es algo excepcional, pues a diario hay decenas de parejas que se rompen.

Independientemente de cuánto haya durado la relación, superar una ruptura no solo implica dolor. También trae aparejadas nuevas oportunidades de crecimiento personal, aunque en un primer momento cueste verlo como una opción de crecimiento, socialización y mejora.

De cualquier forma, veamos qué nos cuentan nuestros coachs sobre el tema, cuáles son las fases de la ruptura y el duelo que la sigue y qué podemos hacer para que este proceso sea más llevadero y acabe otorgándonos lecciones positivas de vida y mejora.

Las fases de la ruptura de una relación sentimental

Veamos cuáles son las fases de duelo devenidas de una ruptura sentimental. Cuando una pareja decide romper su unión y poner fin a su historia de amor, ambos miembros, ya ex miembros, tienen que asimilar la nueva situación y afrontar los retos que se presenten.

Durante estas fases de la ruptura sentimental la persona va a vivir con miedo, con ansiedad, con ira o con tristeza. Sea como fuere, hay que luchar contra la frustración y la rabia, pues con autoestima y confianza se supera cualquier bache en la vida.

No obstante, si una persona pasa por una fase complicada y no se ve con fuerzas para hacerle frente, puede contar con ayuda profesionales. El coaching personal, por ejemplo, es muy útil para revitalizar la vida en pareja, para dar nuevos bríos al coachee o cliente y para mostrar a las personas que confían en estos profesionales que tienen mucho más en su interior de lo que creen y son capaces de superar toda vicisitud que se presente.

Si estas fases no se llevan bien, podemos quedar estancados, con todo el mal que eso podría provocar. Pero si se hace de forma correcta, evitaremos bloqueos y problemas psicológicos graves.

A continuación, conocemos las fases de las que hablamos.

Fase de negación

Antes de superar una ruptura, hay que pasar por esta primera fase, la de negación. Es decir, todavía no nos creemos lo que ha pasado, por lo que costará mucho esfuerzo y trabajo aceptar que todo se ha acabado.

Durante esta fase, es posible llorar y sentir una tristeza enorme. De pronto, es como si una parte de nosotros mismos se nos hubiera ido.

Fase de la ira

A continuación, llega una nueva etapa para superar una ruptura. Y es que, aunque la situación se va asimilando, se acaba el dolor, pero comienza el odio.

La ira nace al pensar que hemos sido tratado de forma injusta. De pronto, nos sentimos traicionados. Además, aunque se nota una gran tristeza, esta surge en forma de ansiedad y agresividad.

Fase de negociación

La tercera fase es la llamada de negociación. Si bien ya no se siente la tristeza profunda de las anteriores, y se van superando los odios, en muchos casos infundados, comienza el momento de intentar que algo en la situación cambie.

Esta es una etapa en la que los miembros de la ex pareja se vuelven más impulsivos. Es posible que se envíen mensajes, se fuercen encuentros sorpresa o se llame a la otra persona para tratar de volver a la relación.

En cualquier caso, es complicado que algo cambie en esta fase. Por eso se interesante tratar de controlar esa impulsividad que la caracteriza.

Fase de depresión

Este es el momento en el que por fin entendemos que todo se ha acabado. Ya somos conscientes de que la relación terminó y no hay vuelta atrás. Al fin comprendemos que es mejor dejar todo como está.

En cualquier caso, es una fase en la que los ex miembros de la pareja se sienten más deprimidos, sin ganas de hacer nada. Regresa la tristeza y se puede apoderar del individuo cierta sensación de desesperanza. Por eso es habitual que algunas personas dejen de comer, no duerman bien por las noches, no quieran salir o ni siquiera mantengan un aseo personal mínimo.

Fase de aceptación

Por último, digamos de forma gráfica que siempre hay una luz al final del túnel. Alcanzamos la fase de aceptación en la que por fin entendemos que la relación se rompió definitivamente y comenzamos una nueva etapa.

Poco a poco se recuperan las fuerzas, se gana en objetividad hacia lo que fue la pareja y van desapareciendo esos pensamientos negativos que son tan perniciosos para nuestra psique.

Ya, al ver recuerdos e imágenes de la otra persona, el sufrimiento no es tan carnal y elevado como antaño. Finalmente podemos dejar de somatizar todo y verlo con un prisma más distante, pudiendo incluso retomar una relación de amistad o, al menos, de normalidad con la otra parte.

Cómo superar una ruptura: consejos y hábitos

Ya hemos conocido las fases que se pasan para superar una ruptura. Ahora bien, ¿cómo podemos hacer que este proceso desagradable y nunca deseado sea más llevadero? Hay ciertas técnicas y diversos hábitos que nos ayudarán a ser más positivos para que todas estas etapas no sean tan complejas y no nos hagan daño excesivo. Así que, si te parece, vamos a conocerlos brevemente uno a uno.

Trabajo de autoestima

Trabajar la autoestima será el mejor consejo que puedes recibir, y, sin lugar a dudas, lo mejor que podrás hacer durante este proceso de duelo por la relación que se ha roto.

Debes entender que eres una persona valiosa, autosuficiente, capaz de hacer frente a todas las vicisitudes que te presente la vida.

Has de quererte y rodearte de gente que te aprecie y que te valore. Si tú te gustas, además, gustarás a los demás. No lo olvides, empieza por cuidarte y por saber que vales mucho, y que tu verdadera identidad te hace una persona única y especial.

Da la bienvenida al cambio

Entendemos que este paso va a ser difícil, pero has de aceptar la situación cuanto antes para dar la bienvenida al cambio, pues es prácticamente seguro que va a ser definitivo.

Poco a poco, debes abandonar la idea de volver con tu ex pareja y, si notas que tienes cierta dependencia emocional de la otra persona, algo en cierto modo lógico, habrás de trabajar duro para ir dejando atrás la situación y depender de ti y únicamente de ti.

Acepta el cambio cuanto antes y, aunque en un primer momento no te guste, poco a poco verás que no todo es tan malo. Hay cosas valorables y positivas en la nueva situación y las has de aprovechar al máximo.

Llora si necesitas llorar

No reprimas ninguna de tus emociones. Es normal sentirse decepcionados, dolidos y tristes. Igual a ratos también notaremos rabia e ira. Hay que dejar que todo eso fluya, que no se nos quede dentro. Un buen desahogo, aunque sea en público, no te ha de parecer vergonzoso, sino humano y natural.

No te victimices

Es normal que durante un tiempo pienses que tú eres la víctima y la otra persona la culpable. Sin embargo, en una separación ambas partes suelen tener culpa, aunque no siempre se pueda equiparar.

El caso es que si pasas mucho tiempo compadeciéndote no te haces un favor. No te permitas ser la víctima, pues eso significaría que eres una persona más bien débil. Es mejor que tomes las riendas y te valores como quien realmente eres, alguien fuerte y capaz de hacer frente a la adversidad.

Entiende que es muy probable que a la otra persona también le cueste superar una ruptura y estará pasando lo mismo que tú, o incluso peor.

Muchas personas, además, están pasando en estos momentos lo mismo que tú. Y la mayoría lo supera. Así que no te quedes en el papel de víctima, deja salir toda tu capacidad de resiliencia y descubre que hay una fuerza innata en ti que te permitirá ser el individuo protagonista de tu propia vida.

Aprende de lo malo de la situación, quédate con lo bonito que viviste con tu ex pareja, y sal adelante sin un ápice de victimismo en tu actitud hacia la vida.

Apóyate en tu círculo social íntimo

Tu gente será tu mejor apoyo para superar una ruptura. Tu familia, tus amigos y toda persona que te haga sentir bien y que te aprecie te va a acompañar durante este momento duro de tu vida.

La gente amada debe ejercer un efecto positivo en ti. Así que, mantenlos cerca para poder desahogarte desde un punto de vista emocional. Y, aunque a ratos necesites aislamiento, recuerda no abandonar a esas personas que querrán ayudarte en cuanto puedan.

Aunque tu mente te pida soledad, esfuérzate por pasar buenos ratos con los tuyos. Por más pereza que te dé, ellos te quieren y a ti te vendrá bien salir un rato y tomar algo con tus seres más queridos.

No te detengas nunca

Habrá momentos duros en los que quieras abandonar y dejarlo todo. Va a parecer que no serás capaz de superar una ruptura compleja. Pero tendrás que hacer cuanto esté en tu mano por alejar esos pensamientos negativos, pues no son reales.

Aunque estés atravesando un bache personal, no te puedes parar. Tu trabajo, tu familia, tus amigos, tu vida social… Por eso es un buen momento para establecer nuevas metas, plantear objetivos emocionantes y ponerse a ello. No hay que pararse nunca.

Es un momento de aprendizaje

En los momentos más difíciles no se ve así, pero realmente una ruptura es un aprendizaje. Se puede analizar qué se hizo mal, qué sucedió y por qué se rompió la relación. Y también se puede estudiar qué se está haciendo para superar cada fase del proceso de ruptura.

Así pues, con todo esto que vas a aprender puedes mirar hacia adelante con esperanza aplicando las enseñanzas a futuros proyectos, ya sean sentimentales, personales o incluso profesionales.

Del hecho de superar una ruptura, por ejemplo, aprenderás qué es lo que no quieres en futuras relaciones. También qué es lo que hiciste bien, para potenciarlo junto a una próxima pareja.

Mira siempre el lado positivo

De todo se pueden extraer lecciones positivas, como ya hemos visto. Por difícil que sea, de la superación de una ruptura extraemos lecciones valiosas. Por ejemplo, personas que están a nuestro lado, qué queremos y qué no queremos en futuras relaciones, cómo no repetir ciertos errores, etc. Centrémonos en todo ello.

Ayuda profesional

Como ya hemos comentado, aquí puedes encontrar a un buen número de coachs profesionales que te ayudarán a superar una ruptura más o menos dolorosa.

Muchas personas no saben cuánto potencial tienen en su interior. Necesitan a alguien que les guíe y les sirva de ayuda para sacar cuanto hay guardado dentro.

Un coach es un profesional que acompañará a su cliente o coachee durante todo el proceso con la idea de que se pueda reorientar la frustración, la ira, el dolor y la rabia. Con una correcta gestión emocional, se logrará una salida pronta de todas las fases del duelo de la ruptura y se podrán encontrar objetivos interesantes que cumplir para avanzar en la vida.

Recuerda que aquí puedes encontrar a un buen número de coachs que te ayudarán en cuanto necesites para superar una ruptura con éxito. Solo tienes que dar con ese profesional que se acoplará perfectamente a ti y comenzar a disfrutar hoy mismo del primer día de tu nueva vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: Zeta Online S.C.P.
  • Finalidad: Gestión de los comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Destinatarios: Tus datos serán guardados en Comvive Servidores y Mailchimp, nuestros proveedores de hosting y email marketing.
  • Derechos: Tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos enviando un correo a hola@somoscoaching.com
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad

Emociones negativas: cómo controlarlas y cómo te ayuda el coaching

24 noviembre 2022

Habilidades profesionales: qué son y cuáles importan más

17 noviembre 2022

8 interesantes negocios para emprender

10 noviembre 2022