Cómo hacer un buen currículum vitae - somoscoaching.com
29 julio 2022

Disponer de un buen currículum vitae es disponer de una herramienta indispensable para encontrar el trabajo de tus sueños. Así pues, queremos darte algunos consejos a la hora de crear este documento que puede facilitar que deslumbres a todo responsable de recursos humanos de esas empresas que requieren de grandes profesionales para mejorar su desempeño.

Qué es un currículum

También llamado hoja de vida, un currículum vitae es un documento en el que se muestra toda la experiencia laboral que tenemos, así como la formación de la que disponemos.

Como ya podrás imaginar, es una herramienta indispensable para encontrar trabajo. Lo verás también escrito como CV, y aquí hay que incluir información sensible sobre lo que hemos estudiado, dónde hemos trabajado, cuáles son nuestras habilidades y competencias y cómo se nos puede contactar en caso de que un contratante tenga intención de contar con nuestros servicios.

Además, este es el documento que se presenta de forma previa a hacer una entrevista de trabajo. Es común que nos contacten solo si lo que encuentran aquí es de su interés. Por eso conviene trabajarlo bien, adaptarlo y personalizarlo para cualquier caso.

Cómo podemos hacer un buen currículum vitae

Conscientes de la necesidad de tener un buen currículum vitae, incluso si nuestra experiencia no es muy dilatada, nos gustaría mostrarte algunos consejos que esperamos sean de tu interés. Así podrás mostrar de la manera más adecuada cuánto puedes aportar a cualquier proyecto o negocio profesional.

Y es que invertir tiempo en la elaboración del CV es clave para mejorar nuestra imagen delante del posible empleador. Para ello, considera que un buen currículum va a ser, como mínimo, brillante y descriptivo.

No cometas errores

Es imposible que un currículum tenga errores. Si eso sucede con el tuyo, olvídate de encontrar un buen empleo.

Cuando hablamos de errores, nos referimos a esos fallos de bulto que llaman mucho la atención. Por ejemplo, elegir una foto que no sea adecuada porque es muy pequeña, no tiene calidad o no tenemos el rictus necesario y adecuado para que sea seria, pero a su vez atractiva.

Por supuesto, no nos olvidamos de los errores ortográficos. Es imposible que presentes un currículum bueno con faltas, en especial, las que cambian una b por una v, por ejemplo.

Así pues, si tienes dudas, pide a alguien más experto que tú para te asesore y revise tu CV para que sepas que todo está como debe.

Transmite quién eres

Recuerda, lo que hay en tu currículum es tu vida profesional. Es decir, debe ser un documento capaz de transmitir quién eres, qué haces, cómo te comportas en tu vida laboral, qué experiencia y formación has cosechado hasta el momento, etc.

En cualquier caso, toda la información debe aparecer de manera ordenada, buscando una fórmula adecuada que te describa. De esta forma ya estás enviando un primer mensaje, eres alguien metódico que trabaja bien, en orden.

Marca la diferencia

Imagina cuántos currículums puede recibir un departamento de recursos humanos cuando lanza una oferta de trabajo. Igualmente sucede aunque no abran un proceso de selección, pues todo el mundo quiere trabajar y se puede considerar idóneo para un puesto concreto.

Así pues, lograr que nuestro CV destaque no va a ser fácil entre el maremágnum de candidatos. Sin embargo, podemos hacerlo evitando el trabajo convencional que llegará a una oficina y quedará escondido en un cajón o en la última página de la bandeja de entrada de una dirección de correo electrónico.

Por ello vamos a trabajar en hacer un buen currículum que sea atractivo y capaz de llamar la atención desde el primer vistazo.

No seas excesivo

Es decir, un buen currículum es más eficaz si es breve. Por lo general, y dependiendo de tu experiencia y titulación, no ha de pasar de dos folios. Eso sí, todo ha de estar explicado y claro, para que el reclutador, con un simple vistazo, sepa a grandes rasgos cuáles tu perfil.

Descripciones adecuadas

Las descripciones de tus títulos y experiencias deben estar bien realizadas, explicando con claridad qué funciones has desarrollado.

Todo ha de ser coherente con las fechas en que hiciste tus trabajos, no lo olvides.

Además, también debemos destacar las competencias y las habilidades que hemos obtenido con cada empleo. Esto es importante para captar la atención del seleccionador cuanto antes.

Personaliza el currículum

Aunque tengamos mucha experiencia y estemos orgullosos de ella, no siempre hay que poner todo. Por eso es conveniente personalizar el currículum según a dónde lo vayamos a enviar.

Es decir, si vamos a fortalecer ciertas habilidades y experiencias porque es lo que se requiere en el puesto al que aspiramos, tal vez haya otros elementos que no convenga resaltar o directamente no es bueno que aparezcan.

A veces hemos trabajado en verano en empleos alimenticios para salir adelante, para estudiar, etc. Estos los podemos quitar o, en su defecto, los podemos simplificar, pues no siempre será interesante que resalten y resten protagonismo a otras experiencias que sí son más interesantes.

Así pues, nosotros tendremos que decidir cómo enviamos el currículum según el puesto de trabajo que queramos conseguir. En cualquier caso, es conveniente que se personalice según la empresa que nos atrae.

Complementa con una carta de presentación

Conviene, a su vez, complementar la presentación de todo buen currículum vitae con una carta de presentación que, además, también ha de ser personalizada y adecuada a la empresa o proceso de selección al que optemos.

¿Qué tiene de positivo la carta de presentación? Entre otros detalles, permite explicar de forma más completa las motivaciones por las que estamos intentando acceder a ese puesto de trabajo.

A través de esta carta, el candidato también comenta sus expectativas, y explica de forma breve por qué se considera un buen perfil para cubrir la vacante que la empresa reclutadora pretende cubrir, mostrándose como la elección perfecta.

Los aspectos clave del buen currículum vitae

Vamos ahora con los aspectos clave que no faltarán en cualquier buen currículum vitae. Toma buena nota de ellos, pues no debería faltar ninguno para que la herramienta funcione como se espera de ella.

Adaptación al puesto requerido

El CV debe ser, como hemos comentado, específico para el puesto al que aspiramos. Si enviamos uno genérico por doquier, perderá gran efectividad. Los reclutadores quieren saber que has trabajado tu candidatura de forma adecuada, y eso se muestra por medio del currículum.

Así pues, no esperes que el puesto que pretendes se adapte a ti, pues es justo al revés. Es decir que has de estudiar bien cada empleo al que postules y adapta el currículum según sus necesidades y demandas.

Pero no hace falta escribir todo. Tan solo realizar las breves adaptaciones necesarias para que encaje lo mejor posible en las necesidades del puesto. Maneja, sobre todo, los detalles que sean más relevantes para los requerimientos.

Potencia tus habilidades profesionales

Es importante que menciones aquellas habilidades profesionales clave que tienes, y que te convierten en candidato perfecto para el puesto. Te pueden ayudar a sobresalir, ya que la competencia será feroz y habrá gente muy preparada y con buen currículum vitae compitiendo por el empleo.

Piensa, por ejemplo, en tus capacidades para resolver conflictos. Si hablas dos o más idiomas, era una persona con habilidades de liderazgo o te mueves bien con la tecnología, si eres creativo, destácalo. Todo ello es interesante y los reclutadores se fijan en esos detalles.

Expande tu experiencia laboral

La experiencia laboral es una parte muy importante del currículum. Por lo general, es en lo que más se fijan los reclutadores. Así pues, conviene cuidar mucho esta sección y adaptarla a la necesidad de cada puesto al que aspiremos.

Recordemos que, en muchos casos, disponemos de mayor experiencia de lo que creemos. Por ejemplo, las prácticas realizadas en empresas también pueden validarse como experiencias de trabajo.

Igualmente podemos añadir otras experiencias interesantes. Por ejemplo, si hemos trabajado en un periódico universitario o hemos manejado los destinos de un equipo deportivo, aunque haya sido de forma altruista. Todas ellas son experiencias que nos han permitido atesorar conocimientos, habilidades y conceptos importantes para el desarrollo laboral.

Un CV actualizado es un buen currículum vitae

Mantén siempre tu currículum actualizado. Es decir, cada curso, cada nueva habilidad, cada experiencia que atesores, añádela cuanto antes. En este caso, debemos sumar más experiencias, como proyectos personales y propios, voluntariados…

Es decir, todo cuanto te acredite como un buen profesional, todo esfuerzo realizado para aumentar experiencia y habilidades, ha de quedar bien claro y relatado en el CV.

Elige un buen diseño

El diseño, hoy en día, es otro elemento primordial para hacer un buen currículum vitae. Se requiere de una organización y exposición de los conceptos que facilite su lectura rápida.

Ya quedaron atrás aquellos currículums en los que una enumeración de experiencias y títulos se sucedían de forma aburrida y poco interesante. Ahora, es necesario añadir elementos que lo diferencien, que capten la atención y que permitan que destaque lo que de verdad queremos mostrar al mundo.

Por fortuna, podemos encontrar bases de datos con numerosos ejemplos y diseños para hacer un buen currículum. En la actualidad, internet es una fuente inagotable de recursos, muchos de ellos gratuitos, que debemos aprovechar en nuestro beneficio.

Recuerda, un buen currículum tiene que estar dividido por bloques, en los que se pueda observar rápida y fácilmente la parte de la formación, la de la experiencia y la de habilidades y otras competencias clave.

Formato de envío

En la actualidad, ya no se puede enviar un currículum físico a una empresa. Así pues, la fórmula suele ser el correo electrónico. Por lo que, para hacerlo de la manera correcta, lo pasaremos a formato PDF, y seguiremos los pasos que nos pidan los reclutadores para hacerlo.

En algunos casos tendremos que acudir a la plataforma que facilite la compañía en la que aspiramos trabajar. En otras, será desde nuestra propia dirección de email.

Los tipos de letra

Sobre todo, recuerda que sea un tipo de letra de fácil lectura, pero que no se haga aburrida o rutinaria. Sea como fuere, evitaremos tipologías que recarguen o sean en exceso rococós.

Por lo general, se recomiendan para que el CV sea legible opciones tipográficas como Verdana, Tahoma, Calibri o Arial. Son claras, son modernas y con un simple vistazo se entienden bien. Además, procura que no tenga un tamaño inferior a 10 ni superior a 12.

Complementos y refuerzos a tu currículum

Puedes complementar tu currículum para cualquier candidatura con otros elementos externos, pero que combinan bien. Hace un momento hablábamos de la carta de presentación, herramienta indispensable, pero no es la única.

En los últimos años han ganado peso otras modalidades. Por ejemplo, el vídeo currículum, perfecto para trabajos que requieren de un toque más visual. Generalmente, se usa en medios de comunicación, pero también en otros como arquitectura, por ejemplo.

Y no nos olvidamos de páginas web y enlaces a sites que son de nuestro interés, pues los trabajamos nosotros, y también dan una imagen de lo que hacemos y de lo que podemos aportar a la empresa que nos pueda contratar.

Adapta el currículum según tu sector

Obviamente, el currículum debe adaptarse según el sector laboral en el que estemos inmersos. No es lo mismo presentar una candidatura para trabajar en un banco o en una firma de abogados, que hacerlo para ir a un puesto de marketing o para maquillar o peinar.

Debemos tener en cuenta qué se pide en cada sector, y diseñar el currículum vitae en consecuencia para que destaque dentro de cada gremio. Y es que, según el sector, optaremos, además de cambiar y personalizar el diseño, por remarcar ciertos aspectos de la experiencia, las habilidades, los logros, las competencias, etc.

En cualquier caso, aquí tienes información de sobra para hacer un buen currículum vitae. Así, si te falta experiencia, por ejemplo, puedes suplir con habilidades, formación, etc.

Sea como fuere, tienes mucho recorrido por delante para tener un gran CV, pues es un trabajo que no se acaba nunca. Tu perfil está en constante evolución, y eso es algo que tienes que tener claro. Y, si quieres que se desarrolle en la dirección adecuada para mejorar tu nivel de empleabilidad, y tus habilidades ¿por qué no contar con la ayuda de un coach experto?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: Zeta Online S.C.P.
  • Finalidad: Gestión de los comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Destinatarios: Tus datos serán guardados en Comvive Servidores y Mailchimp, nuestros proveedores de hosting y email marketing.
  • Derechos: Tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos enviando un correo a hola@somoscoaching.com
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad

10 consejos para crear tu propia marca personal

29 septiembre 2022

11 consejos para trabajar en el extranjero

22 septiembre 2022

10 consejos de coaching para emprender

15 septiembre 2022