11 beneficios de las terapias de pareja - somoscoaching.com
19 noviembre 2021

Tal vez llegue un momento en el que sientas que algo en tu vida con la persona con quien la compartes no va bien. Es entonces cuando mucha gante opta por tratar de hacer suyos los beneficios de las terapias de pareja.

Pero, ¿realmente funcionan? Hoy en día hay muchos terapeutas, tanto psicólogos como coachs especializados, que ayudan a las personas a mejorar el entendimiento y la comprensión con la otra persona, pues tal vez el amor persiste, pero no son capaces de encender la llama nuevamente por sí solos.

Por qué ir a terapia de pareja

No es una decisión fácil. De hecho, hay quien piensa que tener que acudir a terapia de pareja es lo mismo que admitir un error o un fracaso. Pero no es así. De hecho, es común que, a lo largo de una vida con otra persona, aparezcan problemas de convivencia que no siempre tienen fácil solución.

Es más, muchos profesionales no recomiendan esperar a que una pareja esté al borde de la ruptura para acudir a terapia. Se puede ir en cualquier momento, incluso cuando la relación es más o menos sana y fluida, para lograr que haya un fortalecimiento notable de los vínculos. Así, también podremos prevenir y adelantarnos a posibles problemas que pudieran surgir en el futuro.

Qué es esta terapia

Lo cierto es que debemos interpretar las terapias de pareja como momentos puntuales en los que dos personas pasan por dificultades en su relación sentimental. Con la idea de encontrar una solución, buscan a una tercera persona, un profesional, que les sirva de guía para hallar una solución adecuada al posible conflicto en el que están inmersos.

Dado que no somos perfectos, no debemos sentirnos como fracasados porque no nos vemos capaces de encontrar la mejor salida a un problema. A veces ciertos desequilibrios requieren de una persona neutral, un actor que, mirando desde fuera, pueda ver aquellos que nosotros no vemos.

Además, conviene recordar que el terapeuta o coach, depende de por cuál de estos profesionales nos decantemos, no está de parte de nadie. Simplemente se convierte en un actor neutral y objetivo que actúa como guía para generar sosiego y calma en ambos miembros de la pareja para que los dos encuentren nexos de unión, puntos en común que les permita reencontrarse.

Por eso, aun sabiendo que tomar la decisión de acudir a un especialista es compleja, debemos tener en cuenta que a veces es el mejor curso de acción para salvar una situación que se ha vuelto insostenible.

Cuándo acudir a terapias de pareja

Ciertos indicios nos podrían estar mostrando que ha llegado el momento de recibir ayuda y guía profesional. Así que, si al estar con la persona amada sientes alguno o varios de estos sentimientos, piensa seriamente en recuperar la calma y la estabilidad de la mano de expertos:

  1. Notas que, aunque quieras a tu pareja, no es alguien que colme tus expectativas.
  2. Te preguntas de forma frecuente por qué estás en pareja y sientes que necesitas salir corriendo, gritar y liberarte.
  3. No te sientes cómodo en el espacio que compartes con la otra persona. Consideras que no es tu sitio.
  4. Se ha producido una infidelidad, ya seas tú o tu pareja, y no conseguís superar la reconciliación. Constantemente discutís, os lanzáis recriminaciones y no entendéis el motivo de seguir juntos, pues no alcanzáis acuerdos.
  5. No eres capaz de comunicarte con tu pareja. Cada vez que tratáis de hablar, es del detonante para discutir, para lanzar reproches y recriminaciones, etc.
  6. Ha llegado el momento en que no sientes una conexión especial con la otra persona, sobre todo a nivel sexual o emocional.
  7. El sexo ya no es frecuente, de hecho, como se dice de forma popular, ni está ni se le espera. O bien uno de los dos quiere más, pero la otra persona no está por la labor.

Estas son algunas de las razones comunes por las que muchas parejas deciden acudir a terapia. Sin embargo, puede haber más, ya que cada relación sentimental es un mundo y las personas que la integran pueden tener sentimientos encontrados y emociones propias que no están descritas aquí.

En cualquier caso, si notas que tu relación no funciona y te causa más preocupaciones que estabilidad y felicidad, está claro que algo no va bien y es hora de buscar soluciones o salidas.

Además, si bien pensamos en terapia de pareja para dos personas, también se puede hacer para una sola. Si tu compañero o compañera no quiere ir contigo, trata de ir tú. Al menos, te servirá para conocerte mejor, para entender cómo es tu relación con la otra persona, para comprender y visualizar nuevos cursos de acción para tratar de reconducir la situación, etc.

Beneficios de las terapias de pareja

Como decimos, las terapias de pareja, entendidas como una ayuda, un aporte nuevo y un ángulo diferente desde el que visualizar problemas, pueden aportar numerosos beneficios para que ambos miembros retomen su relación con fuerza y recuperen la felicidad perdida.

Conocer mejor a la persona con la que convives

En efecto, las terapias de pareja ayudan a conocer mejor a la otra persona. Cuando hay un proyecto común en familia, conviene saber quién es ese otro miembro que está a nuestro lado. Por eso, aunque pasen los años, podría ser que estemos conviviendo con un perfecto desconocido.

Si hay pensamientos y actitudes que pasan desapercibidas, que no comprendes, o que directamente te resultan extrañas, tal vez con una terapia aprendas a qué obedecen. Igual solo es escuchar o entender mejor, o bien ser escuchados por la otra parte.

Autoconocimiento mayor

Obviamente, una terapia también nos ayuda a conocernos mejor a nosotros. Actitudes, comportamientos y formas de actuar que ni nosotros mismos comprendemos. Pero, sin embargo, es importante saber su procedencia, reconocer problemas propios y buscar las mejores vías para empezar a solucionarlos.

Y es que, en muchas ocasiones, a veces sin darnos ni cuenta, son ciertas actitudes propias las que provocan que la pareja se distancie y se aleje de nosotros. Por eso es tan importante reconocer ciertos comportamientos propios, tal vez tan incrustados que consideramos casi innatos, pero que en realidad apartan a los seres queridos sin desear tal cosa.

Por tanto, conviene hablar con un especialista que nos permita identificar eso que hacemos que nos está perjudicando. A partir de ahí, podemos ser conscientes de su existencia y trabajar en la mejora.

Construcción de objetivos comunes

Tener metas en común ayuda a que una pareja se sienta reforzada. Sin duda, es una forma interesante de salvar una relación cuando ambos miembros se han distanciado. Si tienen algo que a los dos les implica, pueden comenzar a construir algo que sirva como proyecto de vida que permita que recuerden buenos momentos y que les ayude a apoyarse, comprenderse y motivarse mutuamente.

Identificación de atribuciones

Entre los beneficios de las terapias de pareja encontramos la ayuda clave para identificar las atribuciones de cada miembro de la relación. De esta forma, evitamos malos entendidos y situaciones en que cada uno interpreta o puede interpretar algo totalmente diferente.

Conviene que las cosas se hablen y queden claras. De lo contrario, cada miembro podría alcanzar conclusiones erróneas sobre temas más bien polémicos, contradictorios o que generen fricción en el seno de la relación.

A través de la terapia de pareja se puede hablar con claridad, exponiendo puntos de vista e interpretaciones, tratando de que no quede espacio para la pelea o la desconfianza.

Estilo de comunicación

Y, para que se pueda imponer un diálogo franco y claro, es interesante aprender nuevos estilos de comunicación que, en muchos casos, ningún miembro de una relación conoce.

Probablemente la mejor comunicación existente sea la asertiva. De cualquier forma, conviene que no se juzgue, que no se lleve nada al terreno personal y que se practique la escucha activa, la empatía y la comprensión hacia la otra persona.

Si llega un momento en que cada cosa que diga nuestra pareja puede ser interpretada como un ataque, está claro que necesitamos ayuda, y las terapias pueden ser útiles.

No hay que tomarlo todo por el lado personal. Pero sí que hay que aprovechar cada situación para promover un crecimiento personal sano que ayude a cimentar la relación.

Identificación de falacias

Debemos aprender a identificar falacias y falsedades. A veces, y es algo que se aprende en las terapias de parejas, interpretamos por la vía personal o creemos que cuanto dice el otro miembro de la pareja es mentira.

Todo eso puede llevar a una situación de no retorno que ponga la relación al borde del abismo. Es por tanto necesario que aprendamos a identificar cuanto se dice como lo que es, y no como una falsedad o una especie de insulto. Por eso, la terapia o la ayuda del coach y sus métodos servirán para evitar esta situación.

Reparto de culpabilidad

Las terapias de parejas son buenas para aprender a repartir culpas. Es habitual que, en una relación, sea una de las partes la que sienta mayor culpabilidad. Hay un miembro que se hace a sí mismo responsable de que la situación no vaya como le gustaría.

Por fortuna, un especialista demostrará que rara vez una pareja se rompe por la causa de un solo integrante. Conviene que ambos miembros aprendan a comprender que cada uno tiene que aceptar sus errores, pues no hay nadie perfecto cuya actuación impoluta le permita culpar de todo a la otra persona.

Identificación de todo tipo de problemas

A veces no somos conscientes de cómo pequeños problemas a los que no damos demasiada importancia se van convirtiendo en grandes barreras, piedras en el camino que se acaban haciendo insalvables.

Por eso, cuando hay situaciones así y notamos que se van enquistando, conviene acudir a un profesional que impida que el asunto se pueda convertir en un obstáculo imposible de superar.

Adquisición de herramientas

Sobre todo, los miembros de la pareja adquieren herramientas muy valiosas en temas tan candentes y delicados como la resolución de problemas. De esta forma podemos solventar posibles conflictos antes incluso de que se produzcan.

Manejar situaciones problemáticas exige de habilidades y sensibilidad especial para que no vayan a más. Por ejemplo, para mantener una conversación sensata sin que acabe en discusión. Es importante saber comunicar, tener competencias como la resiliencia o la empatía y poder charlar de forma amena, incluso clara y directa, pero sin dejarse llevar por la subjetividad o el resentimiento.

Adquisición de actitudes proactivas

Debemos ser proactivos. Si sentimos que algo no va bien, hay que coger la sartén por el mango y comenzar a actuar antes de que los problemas vayan a mayores.

Por tanto, a través de las terapias de pareja, podemos encontrar herramientas para ser personas más proactivas. Es decir, ante las situaciones erróneas, lo mejor es actuar de forma presta para evitar que todo vaya a peor.

Aprendizaje de la escucha activa

Aunque ya hemos tratado este tema en alguno de los puntos anteriores, conviene repetir y recordar. La empatía, la resiliencia y la escucha activa son herramientas vitales para arreglar problemas de pareja.

No olvidemos que solo si escuchamos a la otra persona con ánimo de encontrar soluciones podremos llegar a acuerdos. Por eso debemos empatizar con ella, con su forma de pensar, como cómo ve la situación y, sobre todo, con ánimo de mejora.

En conclusión

Vamos a ir concluyendo ya este artículo recordando la importancia de las terapias de pareja como espacio para el fortalecimiento de los vínculos afectivos, emocionales y de comunicación.

El terapeuta profesional, igual que el coach, va a crear un lugar de oportunidad, de crecimiento, de trabajo en pareja para crear una relación íntima, fuerte y firme en cualquier coyuntura.

Así que, si te interesan las terapias de parejas y crees que desde el punto de vista del coaching te puede resultar útil, no dudes en contactar con cualquiera de los profesionales que podrás encontrar en esta misma plataforma. Si hay buena voluntad y ánimo por crecer y cuidar tus relaciones íntimas, es seguro que obtendrás magníficos beneficios y resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: Zeta Online S.C.P.
  • Finalidad: Gestión de los comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Destinatarios: Tus datos serán guardados en Comvive Servidores y Mailchimp, nuestros proveedores de hosting y email marketing.
  • Derechos: Tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos enviando un correo a hola@somoscoaching.com
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad

Cómo acabar con el insomnio

14 enero 2022

Cómo ayudar a una mujer maltratada

7 enero 2022

Cómo cambiar de trabajo con éxito

30 diciembre 2021